Vídeos

Loading...

jueves, 18 de septiembre de 2014

Nocturno de Buk







Con un pájaro azul atrapado en el pecho
y una botella de miller en la mano
el viejo poeta cascarrabias
escribe las miserias de los otros
con las imágenes borrosas de su propia niñez.

Sabe que la muerte espera
en los boletos rotos de la séptima carrera
y le importa un carajo
que en el piso de abajo
duerma la carne joven de su última mujer
o la avaricia voraz de una casera
afile los cuchillos del próximo alquiler.

En el aire flotan ángulos de wagner
curvas de caderas
el fantasma de jane
y bukoswski los atrapa
con anzuelos de teclas
para pintar con ellos la resaca
que siempre es una hoja de papel.

Con un pájaro azul atrapado en el pecho
y un puro entre los dedos
el poeta de las noches con alma de navaja
acuna la placenta de un poema
que acaba de nacer.

Suspira

destapa la botella de su vida
empina el codo
y brinda
como siempre

por el milagro de la sed.

Te he pedido amablemente que te mueras.




TE HE PEDIDO AMABLEMENTE QUE TE MUERAS


Te he pedido amablemente
que te mueras
te lo he pedido de buenas maneras
pero nunca me haces caso
me acechas
al amparo de las espesas resacas
a salvo del miedo
del amor
de las erecciones matinales
y de la acidez del alma que no se calma con pastillas.

Te he pedido amablemente
que te mueras
con palabras
con hechos
alguna vez a hostias.
Pero nunca te mueres y me sigues
como un puto perro que no conoce la diferencia
entre fidelidad y lealtad.
cono un maldito perro
cojo e inclinado.

No me dejas en paz ni por las noches
y hasta sospecho que te burlas de mis pasos errados
que te tiras a todas mis ex novias
que pateas cachorritos por las calles
o haces gestos obscenos cuando pasa una muchacha
viva
por la acera.

Y eso que llevo años pidiéndote
amablemente
que te mueras.

Pero tu vocación de triste fotocopia
imitación correcta de un tipo incorrecto
tu deforme cabeza
te impiden hacerme ese favor
con todo lo que dices que me quieres.

Te he pedido amablemente
que te mueras
que te disuelvas
que dejes de perseguirme con tu empeño de censor
juez
o policía
con tu espumosa estela de reproches.

Pero como llevo años pidiéndote amablemente
que te mueras
y no obedeces
he pensado en la forma de joderte.

Un día de estos
no diré cual
ni diré cuándo
para que conozcas el terror de las vigilias
pero un día de estos voy a morirme.

Y estoy pensando en cambiar mis últimos deseos
pedir que no me quemen y me tiren al váter
como llevo años pregonando.


Tal vez
después de tantos años
pidiéndote amablemente
que te mueras
un día cualquiera
me muero yo
hago que me planten
a dos metros bajo tierra
y a ver a quién persigues entonces
jodida sombra.

domingo, 14 de septiembre de 2014

22

"No cambies nunca"
te dije una vez
y lo he pensado miles.

No pierdas esa serenidad
regada de lágrimas secretas,
ese placer por tu placer,
esa sonrisa tendida a los demás
como una mano.

No permitas que la vida te haga otra,
menos atenta a los atardeceres,
contable de favores,
coleccionista de migas,
madrugadora para nada.

Que pase el tiempo pero no tus ganas.

Que nada te frene las caderas,
que sigas queriendo como quieres querer,
con esa plenitud de luna en celo,
con la furia feliz de las mareas.

Que los años te acaricien como yo,
torpes y enamorados,
que nada ni nadie te convenza
de que vivir de verdad
es vivir equivocada.

No vendas ese coraje sin puñales,
ese paso de baile con tu sangre,
esa magia de mujer hecha de estrellas,
ese cariño cotidiano por los tuyos
que va pariendo eternidades.

No dejes de mover el mundo
como mueves las manos cuando hablas.

Sigue tejiendo a golpe de pestaña,
esa tela que me atrapa sin arañas.

"No cambies nunca"
te dije una vez
y lo he pensado miles.

Cuando te espío dormida,
cuando te miro
porque no me miras,
cuando te admiro
aunque no lo diga.

No cambies nunca,
que a mí
ya me has cambiado
para bien
y para siempre.

Te invito
a que te quedes
a comprobarlo.

Celebro
que te quedes
a celebrarlo.




 





Gaia

Te veo dormir 
en mi/nuestra cama
(se es propietario de aquello que se riega
y nosotros la regamos puntualmente).

En pleno día duermes
como si fueras de noche.

Las piernas abiertas 
como una niña cansada de jugar
que al despertar querrá seguir jugando.


Duermes en paz.
A salvo.


Sabes que estoy aquí
pobre muralla de manos y deseos
pobre
pero inexpugnable
para que tu sueño sea seguro
y los monstruos de la supuesta realidad
no se atrevan con nosotros.


Duermes como la primera madre y la ultima hija
con la femenina placidez de los océanos
con tacto de nube y todos los fuegos
dispuestos a encenderse.


Duermes como la vida
cuando la vida está satisfecha.


Duermes aquí
con el peso excesivo de mi pierna como manta.


Oigo tus ríos
tus cataratas de besos
tus risas como tornados
tus vendavales.


Tengo en la boca
la sal que solo florece en tus orillas.


Duermes y rotas sobre tu propio eje
que a veces soy yo
y a veces es la esférica voluntad de tus caderas.


Cuando te veo dormir en paz
en nuestra cama
sospecho
que más que amar a una mujer
amo a un planeta.

lunes, 11 de agosto de 2014

No es

NO ES/

No son los gritos que afinan el diapasón de mis oídos cuando gozas,
ni la elasticidad salvaje con que escalas los peldaños de mis ganas.

No es tu aletear por dentro cuando se lanzan al vuelo tus manadas,
ni la gloria de escribirte los poemas que te tocarán cuando te tocas.

No es tu abrazo de koala, que me libera como nunca si me atrapas,
ni el color imposible de tus ojos al correrte con furia de cascada.

No es la espalda en la que tallo con mordiscos mis mejores palabras,
ni siquiera el placer inédito, casi culpable, que me regalan tus mamadas.

No es tu coño, al que dedicarle con la lengua mil sonetos y eso intento,
ni esa forma de abrir las piernas como si llevaran - y me llevan- al cielo.

Es que te duele la tripa y quisiera ser cirujano, curandero y enfermero,
Y hasta  deja de importarme la crisis mundial si te lastimas un dedo.

No es sólo que cada vez que entre en ti me sienta nuevo de nuevo,
ni que tenerte boca abajo sea cabalgar sobre un cometa en celo.

Es algo mucho peor,
para lo que no existen pócimas ni placebos,

Lo siento por ti,
querida mía:
pero mucho me temo
que te quiero.

martes, 5 de agosto de 2014

Como la tierra

Tiene los ojos del color de esa camiseta
que te pondrías cada día
y cada día sería un día de fiesta.

Contiene en ellos la mejor de las tormentas,
bandadas de escorpiones de caramelos
y un sinfin de pecaminosas transparencias.

Te mira desde abajo
como si fueras el último helado del desierto
y te preguntas:
"¿Qué hago, vigilándole los párpados,
en lugar de edificarle un palacio de sudores,
una biblioteca de besos alfabéticos,
un orgasmo de pétalos ardientes,
una estación de tren sin desencuentros?"

Y lo haces.
La violamas.
La acaritrozas.
La embistomas.
La mimollas.

Y ella canta, como la tierra cuando el rayo la perfora.

Años después, cuando cesa de terremotear
maremotos coño adentro,
te mira con esos ojos del color de la más bella camiseta
y quieres meter los brazos,
la cabeza
todo el cuerpo.

Y lo haces.
Te quedas a vivir ahí,
y te alimenta de escorpiones de caramelo,
al abrigo de la mejor de las tormentas,
inquilino vitalicio y sin contrato
de todas sus transparencias.

Si eso no es ser feliz, es que ser feliz aun no se ha inventado.

Pero en eso estamos


(Para T.)

Reina de mis instintos


Comme chante Edith




Comme chante Edith

I

Verte salir del metro de goncourt
como si fuera el de tirso de molina.

Andar de puente en puente y encontrarnos siempre.

Creernos los primeros que ven la vida en rosa.
Hallar belleza hasta en las tiendas de souvenirs.

Buscar casi sin dormir un bar abierto
para desayunar y sentir que también aquí
se equivocan con nosotros los relojes.

Creer que perdía tu sonrisa
entre la cuatro patas de la torre.

Descubrir que en realidad
tu sonrisa es familia de la mía.



II

Los músicos conspiran y se emboscan
para ponerle banda sonora a la visita.

Tus manos dibujan de aire cada calle
y ya quisieran los genios del louvre
saber pintarlas así.

Explicas catedrales con los ojos
y en tu mirada florecen
perennes
todos los jardines de la ville.

Somos turistas de la felicidad
comiendo tabulé en el metro
y no hay fondue que queme
y alimente tanto como tus besos.

Podrán cambiarnos el futuro por los miedos.

Podrán decir que el sena es sólo un río
y que la realidad no cabe en l' ile de sant louis.

Pero desde hoy
donde estés tú
donde esté yo

si nos abrazamos

estará parís.



martes, 11 de febrero de 2014

El animal, en francés

El animal


Los que saben de cine dicen
que ava gardner era el animal mas bello del mundo
que hizo cincuenta películas
deshizo a cientos de amantes
y que expiraba sexo
después de aspirar cuatro  martinis.
Puede ser
No sé mucho de cine ni me gustan los zoos
aunque por mi cama ha pasado
una deliciosa  fauna de muchachas
expertas en ofrecerse
soberbias actuaciones.

Y me ha bastado
una sola noche
contigo
y verte a cuatro patas
la cara contra el suelo
el culo desafiante
la espalda arqueada de placer
mientras rugías pidiendo mas
aunque doliera
para saber
que el animal
mas bello del mundo
eres tú.


L’animal


Ceux qui connaissent le cinéma disent
qu’ava gardner était le plus bel animal du monde
qu’elle fit une cinquantaine de films
défit une cinquantaine d’amants
et qu’elle exhalait le sexe
après avoir sifflé quatre martinis.
Peut-être.
Je ne connais pas grand-chose au cinéma et je n’aime pas les
quoique j’aie vu passer dans mon lit   [zoos
une délicieuse faune de filles
expertes à offrir
de superbes prestations.

Et il m’a suffi
d’une nuit
avec toi
et te voir à quatre pattes
le visage contre le sol
le cul insolent
le dos creusé par le plaisir
rugissant pour en avoir plus
malgré la douleur
pour savoir
que l’animal
le plus beau du monde
c’est toi.

(Traducción de Catherine Leferrand)











Que diría González, en Francés

Que diría González

Algunos lunes me levanto pero sigo tumbado por dentro.
O admito que me conozco demasiado y no me quiero ver despierto.

Esos días con redacción de ultimátum para nadie,
que nacen atardeciendo, y sin tenerte a mano de mis manos,
cuando me pesan los años, y me aplastan los destierros.

Nada grave, que diría don Ángel.
La vida, la muerte. Nada grave.

Jornadas en las procuro olvidar quien fui o como me llamo,
enemigo a muerte de mi mismo por sólidos motivos,
emboscadas en las que no te escribo ni te busco temprano.

Esos días, que saben a sopa de ceniza y tienen el color de mi colada,
salta la alarma en tu instinto de gacela con garras de pantera y llamas,
con esa voz que me lame las angustias, y  me cambia las mañanas.

Nada grave, que diría González.
El tiempo, el amor. Nada Grave.

Digamos que hoy me levanté otoñal,
pero hablé un rato contigo
y ya tengo los bolsillos llenos de veranos.

Cuando quieras/puedas
ven a buscarlos.


Comme dirait Gonzalez

Il y a des lundis où je me lève mais je reste couché à l’intérieur
Ou bien j’admets que je me connais trop et je ne veux pas me voir réveillé
Ces jours d’ultimatum pour personne
qui naissent au crépuscule sans que tu sois à portée de main 
de mes mains
quand les années me pèsent et les exils m’anéantissent.

Rien de grave, dirait don Angel
La vie, la mort. Rien de grave.

Des jours où j’essaie d’oublier qui je fus et comment je m’appelle
ennemi juré de moi-même pour de solides raisons
embuscades où je ne t’écris ni te cherche.

Ces jours qui ont un goût de cendre et une couleur d’eau de vaisselle
l’alarme sonne dans ton instinct de gazelle aux griffes de panthère et tu appelles
avec cette voix qui vient lécher mes angoisses et métamorphoser les matins.

Rien de grave, dirait Gonzalez.
Le temps, l’amour. Rien de grave.

Disons qu’aujourd’hui je me suis levé automnal
mais j’ai parlé un peu avec toi
et j’ai déjà les poches pleines d’étés.

Quand tu voudras/pourras
viens les chercher.

(Traducción de Catherine Leferrand)

domingo, 2 de febrero de 2014

"Confieso que he bebibo" en La Puerta Falsa, Murcia

Instrucciones para el uso del tiempo


video


Desnudar el tiempo.
Acariciar el tiempo.

Besarnos 
todo el tiempo 
para que la ausencia duela menos.
Hacer con él una pelota 
para jugar volando 
y arrojarlo juntos
lo más lejos posible de la cama. 

Pasar luego 
mucho tiempo 
buscando el tiempo
entre abrazos llegotarde
y besos quempezamosotravez.

Hallar más tarde el tiempo
hecho un ovillo 
en un rincón cerca de la ventana.
junto con las responsabilidades cotidianas
y tus bragas.

lunes, 20 de enero de 2014

El jueves [SOLO] en Lavapiés. en La Inquilina





Hola!

El próximo jueves 23 de enero estaré recitado [SOLO] en La Inquilina, calle ave María 39.

Será a las 21:00 horas, en el ciclo que organiza Diego Lebedinsky y Librería Ambulante.

La idea de Diego es hacer una NO performance (sin música, ni proyecciones, no fuegos artificiales. Sólo un tipo con un micro haciendo un repaso a sus poemas de estos últimos años. Y tú, si quieres venir)

La verdad es que entre jams sessions y giras, leo en muchos lados, pero sólo dos o tres veces al año hago un recital en solitario y hace ilusión.


Además La Librería Ambulante ha publicado una pequeña plaquette con algunos poemas míos (publicados e inéditos) que podréis adquirir esa misma noche por solo 3 euros.

Nada, que si vienes, será cojonudo

Un abrazo.

lunes, 6 de enero de 2014

No es

No son los gritos que afinan el diapasón de mis oídos cuando gozas,
ni la elasticidad salvaje con que escalas los peldaños de mis ganas.

No es tu aletear por dentro cuando se lanzan al vuelo tus manadas,
ni la gloria de escribirte los poemas que te tocarán cuando te tocas.

No es tu abrazo de koala que me libera como nunca si me atrapas,
ni el color imposible de tus ojos al correrte con furia de cascada.

No es la espalda en la que tallo con mordiscos mis mejores palabras,
ni siquiera el placer casi culpable que me regalan tus mamadas.

No es tu coño, al que dedicarle con la lengua mil sonetos y eso intento,
ni esa forma de abrir las piernas como si llevaran - y me llevan- al cielo.

Es que te duele la tripa y quisiera ser cirujano, curandero y enfermero,
Y hasta  deja de importarme la crisis mundial si te lastimas un dedo.

No es sólo que cada vez que entre en ti me sienta nuevo de nuevo,
ni que tenerte boca abajo sea cabalgar sobre un cometa en celo.

Es algo mucho peor, para lo que no existen pócimas ni placebos,
Lo siento por ti, querida mía: pero mucho me temo, que te quiero.

Soy una mierda de poeta

http://youtu.be/hMwrVrJVtNMhttp://youtu.be/hMwrVrJVtNM

Grabado por Ya lo dijo Casimiro Parker